Doctor (de) residencia

15 Octubre 2019

Un familiar me puso un mote, me llamó “doctor residencia”. Es un mote que creo me gané a pulso. Pero ahora que no sólo trabajo en un servicio hospitalario, sino también en una residencia, llevo mejor. Es más lo llevo con orgullo.

Pero de dónde viene el mote de “doctor residencia”. Pues de cuando hacía consultas de demencia al principio de mi experiencia laboral como adjunto. Y es que muchas veces en estas situaciones se plantea un tema difícil de plantear, como es el de cuándo ingresar en una residencia.

Tengo que reconocer, que a veces me pongo tan pesado, recomendando el ingreso residencial, que con un familiar me gané el famoso título de “doctor residencia”. Hasta me llegó a preguntar si es que era el propietario o tenía algún beneficio. La verdad es que hasta este momento no soy propietario, ni creo que lo seré. Pero eso sí, ya he trabajado en varias, un par de ellas dependen directamente del hospital donde trabajo.

SEGUIR LEYENDO

Fuente: https://hablandodegeriatria.com/



Este proyecto se basa en la idea de que la salud en las personas mayores debe medirse en términos de su funcionalidad, y no como una enfermedad que determine la esperanza de vida, la calidad de vida, y los recursos o apoyos que necesita cada persona. El objetivo es mantener un nivel de funcionalidad que supere el más alto grado de autonomía posible en cada caso.

Ver proyecto ViviFrail

La Sociedad Española de Medicina Geriátrica tiene carácter privado y carece de fines lucrativos. Entre sus objetivos están la promoción del estudio y desarrollo de la Geriatría.

más sobre nosotros

Síguenos en TWITTER

¿Aún no eres socio de SEMEG?
Conoce todas las ventajas