Geriatría y Gerontología: ¿conoces la diferencia?

18 Noviembre 2020

El aumento progresivo de la esperanza de vida experimentado en las últimas décadas ha hecho que la atención especializada en el segmento de población de más edad resulte cada vez más necesaria. La Organización Mundial de la Salud (@OMS_es) estima que en 2050 habrá 2.000 millones de personas mayores de 60 años en el mundo, un 22% de la población total. España, además, es uno de los países más envejecidos del planeta, según muestra la evolución de la pirámide de población.

Por todo ello, el cuidado de los mayores, centrado no solo en vivir más años sino con mejor calidad, crea nuevas disciplinas, que no solo se ciñen al campo de la medicina, sino que abarcan los múltiples aspectos, físicos y psicológicos que inciden directamente en el día a día de una persona mayor.

Geriatría y Gerontología, el binomio necesario

Son distintas, se completan y persiguen un objetivo común: ofrecer el mejor cuidado teniendo en cuenta un factor clave: el propio envejecimiento. Que el adulto mayor requiere atención especializada, ahora nos parece algo evidente, pero hace décadas no estaba tan claro. La Geriatría y la Gerontología han hecho que, en la actualidad, las características propias de esta etapa de la vida sean analizadas y valoradas a la hora de abordar no solo cualquier tratamiento médico, sino, además, cualquier problema relacionado con la salud, la psicología o el entorno social de los mayores.

Como señala la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, la Geriatría es una especialidad médica que, como cualquier otra, ha de cursarse con licenciatura o grado previo en Medicina. El geriatra conoce mejor que nadie los cambios fisiológicos que puede producir el envejecimiento en el organismo humano y cuál es la atención exacta que requiere cualquier patología teniendo en cuenta esos cambios.

SEGUIR LEYENDO (Pincha aquí)

Fuente de la información: https://www.65ymas.com/



Este proyecto se basa en la idea de que la salud en las personas mayores debe medirse en términos de su funcionalidad, y no como una enfermedad que determine la esperanza de vida, la calidad de vida, y los recursos o apoyos que necesita cada persona. El objetivo es mantener un nivel de funcionalidad que supere el más alto grado de autonomía posible en cada caso.

Ver proyecto ViviFrail

La Sociedad Española de Medicina Geriátrica tiene carácter privado y carece de fines lucrativos. Entre sus objetivos están la promoción del estudio y desarrollo de la Geriatría.

más sobre nosotros

Síguenos en TWITTER

¿Aún no eres socio de SEMEG?
Conoce todas las ventajas